HTC Vive Cosmos

Analizamos las nuevas gafas VR de HTC

PROS

  • No requiere sensores externos.
  • Controles de movimiento mejorados.
  • Pantalla nítida
  • Gran biblioteca de software con Viveport y SteamVR.

CONTRAS

  • Precio elevado.
  • Cable de mala calidad
  • Requiere un puerto DisplayPort 1.2 de tamaño completo

El Vive Cosmos es el último casco de VR de HTC, que presenta una importante mejora tanto del Vive original como del más caro, el Vive Pro. Elimina completamente la necesidad de sensores externos, y sus controladores de movimiento rediseñados son un gran paso adelante. Sin embargo, su precio ronda los 700 €, y eso es difícil de soportar cuando el Oculus Quest All-in-one se puede conseguir por unos 400€. Y además, como un casco atado y alimentado por el PC, todavía tienes que luchar con un cable macizo mientras juegas en la realidad virtual, y después de usar el completamente autónomo Oculus Quest, es difícil volver a usar cualquier sistema que lleve cable. La libertad de movimiento en la realidad virtual importa.

El casco

El Vive Cosmos parece un poco más colorido y juguetón que el Vive, con un cuerpo exterior azul oscuro cubierto por un patrón triangular, y dos cámaras orientadas hacia delante que recuerdan a los ojos (unidas por cuatro cámaras más montadas en los bordes superior e inferior del frente, y en los lados izquierdo y derecho del visor). Una perilla de distancia pupilar se encuentra debajo de la cámara orientada a la derecha, y un LED y un botón de encendido se encuentran debajo de la cámara orientada a la izquierda.

HTC Vive Cosmos

Todo el visor está montado en una sola bisagra que se conecta al gran arco de plástico en la parte delantera de la cinta de tres puntos. La cinta de la cabeza se extiende alrededor de la parte posterior del cráneo con un segundo arco de plástico con una rueda de chasquido que lo afloja y lo aprieta. Si el plástico te parece frío y duro, no te preocupe; ambos arcos están acolchados con espuma y cubiertos de cuero falso. Una correa elástica se engancha desde el arco trasero al delantero, y se conecta a sí misma con cierres de gancho para asegurar un ajuste seguro.

PRODUCTOS SIMILARES

Un juego de auriculares de oído caen de los brazos cortos a los lados de la diadema, y se pueden subir y bajar, también deslizarse verticalmente para ajustarse a los oídos. Desafortunadamente, los brazos son un poco demasiado flexibles y la bisagra un poco floja, por lo que hay que coger la propia bisagra y presionar firmemente hacia abajo para que los auriculares se ajusten a las orejas.

RESOLUCIONES

El Vive Cosmos muestra una imagen de 1.700 por 1.440 píxeles de resolución en cada ojo, superando las resoluciones de Oculus Quest y HTC Vive Pro de 1.600 por 1.440. No es tan nítido como el HP Reverb de 2.160 por 2.160 píxeles por ojo, pero aún así es muy bueno. La frecuencia de actualización de 90 Hz coincide con la de estos otros auriculares, y mantiene el movimiento suave.

VÍDEO DE VR autoreproducido

Nuevos y mejores controladores de movimiento

El HTC Vive Cosmos está finalmente alcanzando la ergonomía de los controles de Oculus, con un conjunto completamente nuevo de controladores de movimiento. Son decididamente como los de Oculus Touch, con agarres redondeados, gatillos curvos que se ajustan a sus dedos índice y medio, y palos analógicos en lugar de touchpads. Se notan muy cómodos en las manos, y menos rígidos y rectos que los controladores de Vive.

Un grueso anillo de plástico se extiende hacia arriba alrededor de los botones de cada controlador y palo analógico, también como el Oculus Touch. Los anillos tienen bandas translúcidas alrededor de los bordes y patrones geométricos a lo largo del centro, que se iluminan cuando se encienden los controladores.

HTC-Vive-Cosmos-add

Conexiones y requisitos

El HTC Vive Cosmos se conecta a tu PC a través de una caja de enlace idéntica a la que viene con el HTC Vive Pro. Es una pequeña caja de plástico gris del tamaño de un teléfono móvil. La parte trasera contiene conexiones de alimentación, USB y mini DisplayPort, y la parte delantera tiene un conector para el propio Vive Cosmos, que encaja en el enchufe del extremo del cable de 15 pies del auricular.

La caja de enlace o «link box» debe conectarse a la computadora con un cable USB 3.0 (incluido) y un cable mini-DisplayPort también incluido (el extremo del mini DisplayPort se conecta a la caja de enlace), y se enchufa en una toma de corriente con el adaptador incluido. Parece ser que se requiere una conexión DisplayPort de tamaño completo, lo que significa que necesitará un PC de escritorio con una tarjeta gráfica dedicada potente. Intentar configurar el HTC Vive Cosmos en un portátil para juegos que a priori cumple todos los requisitos de este casco, pero que sólo tiene un mini DisplayPort, dará lugar a errores.

REQUISITOS

Necesitas un PC bastante potente para usar el HTC Vive Cosmos. El casco requiere al menos una CPU Intel Core i5-4590 o AMD FX 8350, 8 MB de RAM, una salida DisplayPort 1.2, un puerto USB 3.0 y una tarjeta gráfica Nvidia GTX 1060 o Radeon RX 480 (aunque HTC recomienda al menos una Nvidia GTX 1070 o Radeon Vega 56).

LINK-BOX-HTC

Seguimiento de la cabeza sin estaciones base

Las seis cámaras del casco marcan el mayor cambio de Vive Cosmos sobre Vive y Vive Pro. Estas cámaras rastrean la posición de las gafas monitoreando sus alrededores (como un murciélago), eliminando completamente la necesidad de estaciones base o sensores externos. Esto hace la configuración mucho más fácil, eliminando el tedioso paso de colocar correctamente dos estaciones base en las esquinas principales de la sala. Es nuevo para Vive, pero Oculus se adelantó a HTC por medio año; tanto Oculus Quest como Oculus Rift S ya utilizan sistemas de cámaras similares orientadas hacia el exterior, y no necesitan las cámaras externas que requiere la Rift original. Esto deja al Valve Index y a la PlayStation VR como las únicas gafas VR que aún requieren sensores externos para funcionar.

El conjunto de cámaras es funcional desde una perspectiva de hardware pero… Al establecer un espacio de prueba, el casco indicó un error diciendo que el ambiente era demasiado oscuro para rastrear el movimiento (a pesar de que parecía rastrear el movimiento bastante bien). Sólo después de abrir todas las persianas y cortinas para que entrara la luz del exterior, el Vive Cosmos empezó a funcionar correctamente. Nuestro estudio de pruebas tiene una fuerte iluminación y paredes blancas, y ha sido suficiente para todos los demás cascos VR que hemos probado, así que este problema es nuevo. Afortunadamente, HTC ha introducido recientemente una actualización de software que permite descartar los mensajes de error de iluminación y usar las gafas sin las advertencias.

HTC-Vive-Cosmos-mando

Viveport y SteamVR

Al usar SteamVR, el software controla la mayor parte de la conexión del Vive Cosmos con tu PC. El software Viveport utiliza su propio sistema de menú emergente. Es una interfaz bastante simple que muestra un menú flotante dentro de la mayoría de las experiencias virtuales, con el uso de fichas que representan el software disponible que puedes seleccionar con la palanca analógica.

Viveport tiene su propia tienda de software de RV independiente de SteamVR, pero las dos plataformas trabajan en tándem para que puedas usar fácilmente los juegos de SteamVR en HTC Vive Cosmos. También permite el uso de Viveport Infinity, el servicio de suscripción de RV de HTC. Con él obtienes acceso ilimitado a una gran cantidad de más de 600 juegos disponibles en Viveport, incluyendo Angry Birds VR, Fruit Ninja VR, y muchos más. Sin embargo, no incluye algunos de los mejores juegos disponibles en Viveport, como Accounting+ y Superhot VR, tienes que comprarlos.

LA EXPERIENCIA DE JUEGO

Probé el Vive Cosmos con un puñado de juegos VR, y funcionó bastante bien a pesar de algunas rarezas frustrantes. El mencionado error de la luz es uno de los más grandes. Después de abrir todo de par en par aún aparecía el mensaje de que el ambiente no era lo suficientemente brillante. Interrumpió el flujo del juego, aunque no pareció perjudicar el seguimiento de la cabeza. Los nuevos controladores también parecen extrañamente limitados en ciertos juegos. Los botones del menú mostraban los menús del SteamVR, pero no podía mostrar los menús de varios títulos que probé con esos mismos botones.

Superhot VR, una de mis experiencias VR favoritas y una de las pocas que considero imprescindibles, funciona bien en el Vive Cosmos. El seguimiento de la cabeza es tan preciso que puedes esquivar fácilmente las balas, y los controladores de movimiento son tan naturales que puedes lanzar estrellas ninja y botellas a los atacantes con facilidad.

Beat Saber, jugado a través de SteamVR, funciona decentemente en los ajustes de menor dificultad, pero el seguimiento del controlador tiene problemas para mantenerse al día con los ajustes más difíciles. Cuando los mandos se mueven por encima o por debajo del alcance de las cámaras de los auriculares muy rápidamente, desaparecen del juego por un momento y deben ser readquiridos por las cámaras para que vuelvan a funcionar correctamente. Aunque las gafas utilizan el mismo tipo de tecnología para el seguimiento del movimiento que Oculus Quest y Oculus Rift S, aparentemente no pueden seguir el ritmo de los frenéticos movimientos.

Accounting+ funcionó sin ningún problema en el Vive Cosmos. El juego de aventuras y puzzles de comedia sigue el ritmo de un seguimiento muy preciso tanto de las gafas como de los mandos, y las interacciones ambientales, bastante sencillas, son consistentes y naturales.

El maldito cable

Todas estas gafas tienen el mismo problema que enfrentan el Vive, el Vive Pro y el Rift S, el cable. Como cascos físicamente atados, debes ser consciente de la posición del cable entre tú y tu ordenador, y tener cuidado de no tirar de él o tropezar con él. El cable en este modelo es bastante largo y un poco rígido.

Después de usar Oculus Quest, jugar con gafas que tienen cable de cualquier manera parece un gran paso atrás, incluso si el producto permite una experiencia gráfica más potente gracias a la potencia del ordenador conectado. HTC ofrece un adaptador inalámbrico por 300€, pero es un gasto considerable que además requiere una ranura PCIe libre en el ordenador para funcionar.

Caro y poderoso, pero con peros

El HTC Vive Cosmos es un casco VR técnicamente impresionante, pero no llega tan lejos como para justificar su precio. Tiene una resolución bastante alta, controladores de movimiento mejorados, y no requiere ningún sensor externo. Sin embargo, el Oculus Rift S ofrece una experiencia muy similar por menos precio, y el HP Reverb cuenta con una resolución mucho más alta por un precio más bajo.

Luego está el cable. Es el mismo tipo de cable usado por el HTC Vive, el Rift S, y el HP Reverb, y no se hace más fácil de manejar con el tiempo. Después de usar el Oculus Quest y disfrutar de la realidad virtual sin ataduras, volver a tropezar con un cable grueso mientras se juega se siente como un gran paso atrás. Combinado con el alto precio, hace que sea difícil recomendar el Cosmos en lugar del Rift S, y aún así elegiría la comodidad sin cables de Oculus Quest en lugar de ambos.

 
Especificaciones del HTC Vive Cosmos

Tipo: Conexión ATADO con cable
Resolución: 1.700 por 1.440 (por ojo)
Tasa de refresco: 90 Hz
Detección de movimiento: 6DOF
Controles: Controladores de movimiento
Plataforma de hardware: PC
Plataforma de software: SteamVR